FIRMAS DIGITALES: CÓMO, CUÁNDO Y POR QUÉ USARLAS.

En el cambiante mundo de los negocios, siempre existe la necesidad de proteger la privacidad de la empresa y sus clientes. Ante este panorama, las firmas digitales se han convertido en un medio para satisfacer la necesidad de una autenticación más rápida y segura, que no se puede falsificar o poner en peligro fácilmente.
Una firma digital es una técnica utilizada para validar la autenticidad e integridad de un mensaje, software o documento digital. En otras palabras, es el equivalente digital de una firma manuscrita o sello estampado, pero que ofrece mucha más seguridad inherente. Además, las firmas digitales pueden proporcionar garantías adicionales de evidencia sobre el origen, la identidad y el estado de un documento electrónico, transacción o mensaje, así como también el reconocimiento del consentimiento del firmante.

Esta herramienta es beneficiosa para muchos gobiernos, empresas y agencias que trabajan con la firma de documentos o mensajes relacionados con el comercio electrónico, presentaciones regulatorias, servicios bancarios y contratos, además de numerosas otras aplicaciones donde se requiere una firma verificable. Es por esto que en muchos países, incluidos los miembros de la Unión Europea (UE), Arabia Saudita y los Estados Unidos, las firmas digitales tienen la misma importancia legal que las formas más tradicionales de documentos firmados.

Cómo funcionan las firmas digitales

Normalmente, hay tres algoritmos involucrados con el proceso de firma digital:
– Generación de clave: este algoritmo proporciona una clave privada junto con su clave pública correspondiente.
– Firma: este algoritmo produce una firma al recibir una clave privada y el mensaje que se está firmando.
– Verificación: este algoritmo comprueba la autenticidad del mensaje al verificarlo junto con la firma y la clave pública.
El proceso de firma digital requiere que la firma generada por el mensaje fijo y la clave privada pueda ser autenticada por su clave pública acompañada. Al usar estos algoritmos criptográficos, la firma del usuario no se puede replicar sin tener acceso a su clave privada.

Las firmas digitales se crean usando un algoritmo de clave pública como RSA. Con este se puede generar dos claves que están matemáticamente vinculadas: una privada y una pública. Para crear una firma digital, el software de firma (como un programa de correo electrónico) crea un valor unidireccional de los datos electrónicos que se deben firmar. La clave privada se usa para encriptar ese valor. El valor cifrado, junto con otra información es la firma digital.
Si ocurre cualquier cambio en los datos, incluso cambiando o eliminando un solo carácter, da como resultado un valor diferente. Este atributo permite a otros validar la integridad de los datos mediante el uso de la clave pública del firmante para descifrar el valor. Si el valor descifrado coincide con un segundo valor calculado de los mismos datos, prueba que los datos no han cambiado desde que se firmó. Si los dos valores no coinciden, los datos se han alterado de algún modo (integridad) o la firma se ha creado con una clave privada que no corresponde a la clave pública presentada por el firmante (autenticación ).

¿Cómo implementarlas?

Entonces, ¿se te ha pedido que firmes digitalmente un documento? Las firmas digitales se crean en línea y se aplican a documentos en línea, en lugar de utilizar un lápiz para escribir su firma físicamente. Las firmas digitales brindan un nivel extra de seguridad mediante el uso de tecnología que encripta la firma, verificando la identidad de la persona que firma.

Estas no se pueden confundir con las firmas electrónicas. Estas últimas no están validadas para la autenticidad. Una firma electrónica es simplemente una representación electrónica del autógrafo de alguien. En cambio, como explicamos anteriormente, una firma digital contiene una identificación digital única para verificar su autenticidad.

Si desea firmar digitalmente, debe contar con el respaldo de un software de edición, marcado como BlueBeam Revu. Compañías como Global Sign o Docu Sign pueden guiarte en el proceso de elaboración de tu firma.

Aquí puedes ver el paso a paso para la elaboración de una firma.

¿Por qué implementarlas?

Una firma digital se puede usar con cualquier tipo de mensaje, ya sea cifrado o no, simplemente para que quien lo reciba pueda estar seguro de la identidad del remitente y que el mensaje llegue intacto. Además, las firmas digitales dificultan que el firmante niegue haber firmado algo. La mayoría de los programas de correo electrónico modernos admiten el uso de firmas digitales y certificados digitales, por lo que es fácil firmar cualquier correo electrónico saliente y validar los mensajes entrantes firmados digitalmente.

Las firmas digitales también se usan ampliamente para proporcionar pruebas de autenticidad, integridad de los datos y no repudio de las comunicaciones y transacciones realizadas a través de Internet.

Además de facilitar los procesos comerciales y prevenir la falsificación de mensajes y documentos críticos, el uso de la firma digital proporciona beneficios adicionales de validación. En el caso donde se necesita una garantía de que un mensaje o documento acompañado no ha sido alterado durante la transmisión, una firma digital evitará que las alteraciones desconocidas pasen desapercibidas.


________________________________________________________
Tomado de: http://www.enter.co/guias/lleva-tu-negocio-a-internet/firmas-digitales-por-que-usarlas/
Se Respetan Derechos de Autor.

9total visits,1visits today

Leave a Reply