Un fallo en Twitter ha permitido que aplicaciones de terceros puedan leer tus mensajes directos.

Los mensajes directos de Twitter son una función de la red social mediante la cual podemos comunicarnos con otros usuarios u otras personas en privado, sin que los mensajes aparezcan en nuestra línea de tiempo. Los mensajes directos suelen usarse, además de para hablar en privado con otras personas, para compartir información privada o sensible con empresas para solucionar posibles problemas con ellas, y toda esta información se ha visto comprometida recientemente por un nuevo fallo de seguridad oculto en esta red social.

Este mismo fin de semana se daba a conocer un fallo de seguridad en la plataforma de Twitter que estaba permitiendo a aplicaciones de terceros acceder a todos nuestros mensajes directos, incluso cuando la aplicación especificaba en sus permisos que no tenía acceso a ellos.

And here’s the disclosed report – https://t.co/dybxQxJq8p https://t.co/cFX2g67kfE

— Terence Eden (@edent) December 16, 2018

Este fallo de seguridad se encontraba en que algunas apps no utilizaban el sistema de tokens OAuth para completar la autenticación, sino que hacían uso de un código PIN para completar la autenticación y conectarse a la plataforma.

Los responsables de Twitter han implementado recientemente algunas medidas de seguridad en su plataforma para reforzar la seguridad de cara a las apps de terceros que tienen acceso a la API. Sin embargo, aunque la autenticación OAuth es la estándar, algunas apps no la soportan, por lo que existe un método de autenticación alternativo basado en un PIN para acceder a la API.

El fallo en sí se origina en que muchas apps no son compatibles con las restricciones de OAuth de la API, por lo que aunque se especificara en el login que una app no tenía acceso a los mensajes directos, en realidad utilizaba sistemas alternativos para saltarse todas las restricciones, incluso la del número de usuarios, pudiendo tener acceso absoluto a todos los apartados de la red social.

Podemos ver una descripción más detallada de este fallo de seguridad, así como una prueba de concepto de la vulnerabilidad, en el siguiente enlace. Los responsables de la seguridad de Twitter han confirmado que ya han solucionado este fallo de seguridad, por lo que las aplicaciones no podrán acceder sin el correspondiente permiso a los mensajes directos de los usuarios. Además, aseguran que no hay indicios de que nadie se haya aprovechado de este fallo de seguridad.

La vulnerabilidad fue detectada y reportada por un investigador de seguridad, Terence Eden, quien ha recibido una recompensa Bug Bounty de Twitter de cerca de 3000 dólares por ella.
Twitter no es la única; la semana pasada Facebook también se ha visto afectada por una vulnerabilidad similar

Twitter no es la única red social que tiene problemas con su API. Hace 3 días, los compañeros de ADSLZone nos contaban que Facebook había expuesto las fotos privadas de sus usuarios a terceras personas por un fallo en la Photo API que estaba dando a los desarrolladores permisos que, en teoría, no deberían tener.

Este fallo de Facebook podría costarle a la red social una multa de hasta 20.000 millones de dólares, o un 4% de sus ingresos anuales, según dictamina la GDPR por no notificar el fallo a la Unión Europea con 72 horas. En el caso de Twitter podría ser lo mismo, ya que parece que esta red social tampoco notificó a la UE el fallo de seguridad antes de las 72 horas de detectarlo.

Ambos fallos de seguridad ya han sido solucionados, pero esto debería hacernos recapacitar sobre la seguridad y privacidad de las redes sociales y el cuidado que debemos tener con todo lo que compartimos a través de ellas.

 

____________________________________________________________
Tomado de: RedesZone
Se Respetan Derechos de Autor.

337total visits,5visits today